Los Simpson parodian al video juego Grand theft Auto V, parte 3

El conocido artista Dan Luvisi publicó nuevos dibujos que se suman a su genial serie en la que transforma a los íconos de la infancia en seres rudos y terroríficos, algunos con guiños a clásicos del cine.

Tercera y última parte de “Grand Theft Otto“, Los Simpson parodian al famoso video “Grand theft Auto V” con una historia por demás terrorífica!

No viste la Primera Parte?? puede verla aquí.

No viste la Segunda Parte?? puede verla aquí.

Tercera parte

Grand Theft Otto 03

 gto___homer___by_danluvisiart-d66wqvp

Si iban a realizar el atraco, iban a necesitar una distracción, y Bart es el mejor en eso. Homero pensó que era una idea estúpida, pero el dinero era demasiado bueno para decir que no.

Al día siguiente, Bart y Otto llegaron a la casa de Homero y se prepararon para salir. Debían reunirse con Lenny y Carl en el Banco Springfield donde se suponía que iba a tener lugar el robo.

Bart entró en el banco, y de inmediato comenzó su actuación, tomando a los guardias de seguridad por sorpresa. Entonces Homero apareció, golpeando a los guardias en la cabeza con su rifle y entrando.

Cuando las bolsas se llenaron de dinero, Lenny y Carl fueron al dafe más grande en la parte posterior. Homero observaba a los guardias, mientras Lenny y Carl terminaban su trabajo. Después destruyeron los teléfonos celulares de todas las personas y desconectaron las líneas telefónicas.

Homero corrió al coche de Lenny, empujando a Bart adentro del auto. Como él llevaba las bolsas con dinero a Lenny, fue recibido con una cerveza fría Duff, cortesía de Lenny.

” Hey Homero , vas a necesitar esto. ” dijo Lenny…

Boom. Y un disparo fue directamente a la pierna de Homero, calló de rodillas luego de que Lenny lo empujara. En la parte posterior del coche, Bart luchaba con Carl tratando de escapar.

” No necesitamos el dinero, tenemos lo que vinimos a buscar. “

El coche se alejó a toda velocidad mientras Homero intentaba recobrar las fuerzas.

Las sirenas de la policía se hicieron más fuertes. Homero se apoyó contra un coche de la policía que estaba estacionado, sacó una pistola cargada e intentó abrir su cerveza. Mientras tomaba un sorbo, el resto de los policías lo tenía rodeado.

Homero sonrió y dijo una última palabra.

” Doh “.

Fin.

Un Comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.